“À la vieille lune de mars” (en la vieja luna de marzo), eso es lo que respondió un anciano truficultor francés de la zona del Périgord Negro cuando le preguntaron cuál era el mejor momento para podar y hacer la mayoría de las labores en los árboles truferos. Su respuesta denota el gran misticismo y, …