“À la vieille lune de mars” (en la vieja luna de marzo), eso es lo que respondió un anciano truficultor francés de la zona del Périgord Negro cuando le preguntaron cuál era el mejor momento para podar y hacer la mayoría de las labores en los árboles truferos. Su respuesta denota el gran misticismo y, por qué no, oscurantismo de todo lo que rodea al cultivo de la trufa.

El mes pasado estuve de intérprete de inglés y francés en un viaje organizado tras el I Congreso Internacional de Truficultura que se celebró en Teruel, una de las zonas más importantes, a nivel nacional e internacional, en cuanto a la producción y calidad de sus trufas. Esta interpretación me llevó por siete comunidades autónomas en España y por la región de Aquitania en Francia, siendo todos estos lugares donde se cultiva o se le “da caza” a la tan ansiada trufa negra o Tuber melanosporum.

Como siempre, antes de cada interpretación, todos nos ponemos como locos a buscar información sobre el tema que se vaya a tratar. El problema surge cuando a este tema le envuelve un secretismo casi absoluto y la información que se encuentra no es tanta como quisiéramos. La trufa es un hongo escaso que conlleva un proceso a largo plazo sin garantías, pero que si decide surgir de las profundidades en las que se aferra a las raíces del árbol hospedante puede estar muy cotizado. De ahí el difícil acceso a la información escrita, ¡o hablada!, que me hizo interpretar en infinidad de veces: “No damos ese tipo de datos”.

Algo que caracteriza a la terminología trufera en cada uno de los idiomas en los que tuve que trabajar –español, inglés y francés– es que gran parte de los términos proviene del latín y del griego, lo cual ayuda bastante a la hora de interpretar porque solo cambian la terminación y la pronunciación de muchas de las palabras en otros idiomas. Además, como en general a los anglohablantes siempre les ha gustado usar palabras francesas –y más tratándose de términos gastronómicos–, en este contexto también emplean muchas de ellas aun teniendo el término en su propio idioma. Esto ocurre con el equivalente francés del término español trufera o plantación trufera, que es truffière, utilizado por los anglohablantes cuando en su idioma tienen truffle plantation y truffle orchard. De todos modos, en este caso me resulta comprensible, ya que  parece ser que fueron los franceses quienes empezaron a promocionar la truficultura y por lo tanto a acuñar términos.

Lo que nunca me ha dejado de fascinar es que en inglés, a diferencia de en nuestro idioma, aún se respeten las terminaciones latinas de número de algunas palabras corrientes, como ocurre en estos términos detallados en sus formas singular y plural respectivamente: curriculum-curricula, datum-data, forum-fora, formula-formulae, etc., o en palabras de origen griego como criterion-criteria o analysis-analyses. Como he indicado, muchos términos truferos vienen del latín y del griego, así que en inglés más nos vale ser cautos y respetar sus plurales a la hora de interpretar, como es el caso de fungus (singular) y fungi (plural); más aún cuando los propios anglohablantes que te están hablando o escuchando sí los respetan.

Pues bien, aquí dejo un pequeño glosario de truficultura de algunos de los términos que tuve que interpretar y en los idiomas que tuve que hacerlo:

 

ESPAÑOL

ENGLISH

FRANÇAIS

acolchado

mulching

mulching, paillage

árbol hospedante, árbol simbionte

host tree

arbre hôte

gleba

gleba             

gléba

hongo contaminante

contaminant fungus

champignon contaminant

inocular

to inoculate

inoculer

manto

mantle

manteau

micelio

mycelium

mycélium

micorriza

mycorrhiza

mycorhize

parcela experimental

experimental plot

parcelle expérimentale

peridio

peridium

péridium

plantón

seedling

plant

quemado (n.)

burn, brûlé

brûlé

selvicultura

silviculture

sylviculture

sistema radical

root system

système racinaire

trufera, plantación trufera, trufal

truffière, truffle plantation, truffle orchard

truffière, plantation truffière

truficultor

truffle grower

trufficulteur

vivero

nursery

pépinière